caseta de obra

DIFERENTES TIPOS DE REVESTIMIENTO PARA MÓDULOS

Acostumbrados a visualizar por la calle la típica caseta de obra de paneles, nos hace tener una imagen de las mismas muy lejos de lo que se pueden convertir. Más allá de las ventajas que implica la construcción modular: rapidez de la instalación, su carácter sostenible, control de costes, temporalidad… Este tipo de infraestructura es ampliamente personalizable. Al igual que hemos explicado en anteriores entradas sobre la configuración en el interior, en este post os enseñaremos las diferentes opciones de personalización por el exterior.

Partiendo de un cerramiento lateral de paneles sándwich, los módulos ya sean para uso de oficinas, laboratorios, vestuarios, puntos de control, salas de calidad, gimnasios… pueden revestirse con diferentes materiales, mejorando su aspecto exterior y ofreciendo otra estética.

El abanico de opciones es extenso, según el entorno, la actividad, el fin, el uso… En función de ello tratamos de aportar la solución mas conveniente para ello. Os explicamos algunas de estas opciones a continuación:

  • Revestimientos inmersos en el entorno

Elegir determinados materiales acordes al entorno, le dan un aspecto mejorado a la estética del modulo. Desde la lejanía, pierde completamente el aspecto de «caseta de obra» lo que provoca un atractivo visual, si el objetivo es atraer clientes a la infraestructura.

Otra opción puede ser la colocación de materiales similares a los que pudiera darnos la naturaleza. Esta opción a parte de resultar elegante ofrece un acabado moderno y se puede elegir entre diferentes colores.

Otra alternativa menos costosa, más práctica y de gran impacto visual consiste en vinilar o rotular los módulos. Es una opción que se puede contemplar previa fabricación del módulo o una vez este en disposición del cliente.

Una opción hasta ahora inexistente, el revestimiento vegetal, pero cada vez más usada. Este tipo de revestimientos contribuyen enormemente a la descontaminación así como a la estética de los módulos gracias a la colocación de paneles y vegetación sobre ellos.

[Imágenes de habitissimo.es]

  • Revestimiento para un entorno industrial

Si lo que se busca un aspecto más industrial así como robustez, una solución adaptada a ese entorno, puede ser un revestimiento acorde a la actividad. En este caso, os mostramos un ejemplo de un revestimiento para un módulo de control de accesos en una planta industrial. El color grisáceo se mimetiza con la actividad industrial del emplazamiento y favorece la estética de un simple espacio de control de acceso.

Leer más

5 VENTAJAS DE ACERCAR LA OFICINA A LA ZONA DE PRODUCCIÓN

Históricamente, todas las áreas de trabajo se han ido deslocalizando y separando de lo que ha sido la oficina. Las formas de trabajo han ido cambiando dando forma a centros de trabajo muy separados entre si. Las plantas industriales se han divido de esta manera, dejando a un lado la fábrica y a otro lado la oficina. No obstante, las tendencias han ido cambiando en los últimos años y lo que tradicionalmente se ha separado, el tiempo lo ha acabado uniendo, generando espacios donde conviven tanto oficinas, zonas de control como zonas de fabricación.

[Imagen de Aragondigital.es]

La utilización de módulos para creación de espacios como oficinas, vestuarios, comedores y baños es algo muy recurrente en la industria. La rapidez y eficacia de la instalación de un módulo frente a la construcción tradicional hacen que se convierta en la solución idónea para casos en los que no se quiere consumir edificabilidad.

En Etxekit hemos ido de la mano de estos cambios de tendencia durante los últimos años. Aportando de esta manera, diferentes proyectos con un mismo fin: acercar la oficina a la zona de producción. Explicaremos en este post 5 ventajas que aporta una solución modular para los diferentes objetivos planteados:

  • Optimizar la comunicación en el trabajo: la distancia entre la zona de producción y la oficina hace que la comunicación no se produzca de una manera directa y fluida. Sin embargo, con la instalación de un módulo habilitado como oficina en dicha zona permite una comunicación mas cercana entre trabajadores.

  • Reducir los desplazamientos: tanto si es para comunicar una idea o para trasladar una orden a la zona de fabricación es inevitable que muchas veces una persona se tenga que desplazar hasta esta. Con la separación que ha habido entre unas zonas y otras estos desplazamientos han  supuesto una perdida de productividad por el tiempo empleado.

  • Mayor control sobre la zona de producción: la instalación de un módulo como oficina de control permite un mayor control visual de lo que se está haciendo en la zona de producción. La posibilidad de diseñarlos con cristaleras consiguen que haya un constante control visual sobre esta zona y se pueda centrarse en pequeños detalles.

  • Mejorar el confort del trabajo: en los interiores de las plantas industriales puede haber tanto altas como bajas temperaturas, así como en una zona de producción exterior. Colocando un módulo en estas zonas, conseguimos un espacio cerrado, aislado del frío o del calor, pudiendo adecuar un sistema de climatización para este.

  • Reducir costes totales y mayor productividad: en definitiva, con la inversión de una instalación de este tipo se consigue un ahorro global en los costes totales de la producción y por tanto mayor productividad.

Este es otro caso más, donde ante una falta de espacio, una solución modular se ajusta a la perfección por su confección y solventa los problemas de productividad derivados de la separación de las áreas de trabajo. Para conocer detalladamente una propuesta similar no dudes en contactar con nosotros.

 

Leer más